Páginas vistas en total

domingo, 10 de abril de 2011

CAPITULO 22


Tras una tarde de nocilla y chuches con las gemelas, decidi que era hora de vestirme.Cogí un vestido azul, de esos que parecen falda alta y camiseta, y unas sandalias romanas, y me puse un poco de maquillaje. Las gemelas me dieron su aprobacion y sali disparada, sin mirar a Tom, hacia el Café, donde habiamos quedado.
Llegué dos minutos antes de lo esperado, por lo que me pedi un batido de chocolate y plátano, de esos que toman en las peliculas. Eran las siete en punto, y Charlie debia de estar a punto de llegar. Eché un vistazo por todo el local, mientras daba pequeños sorbos a mi batido.Aún me dolía la cabeza por la noche anterior, y los recuerdos estaban marcados a fuego en mi memoria.
Siete y cinco.
Charlie seguia sin aparecer.No le ddi mucha importancia, ya que podía haber pasado cualquier cosa.Acabe pidiendome otro batido de esos, mientras esperaba.Sonrei al camarero, que tenia unos ojos preciosos, y miré el reloj por enesima vez.
Siete y cuarto.
Charlie seguia sin aparecer.Ya no podia tomarme otro batido, estaba practicamente llena.Apoyé mi cabeza sobre mi mano derecha y con la izquierda movi los dedos, nerviosa y aburrida al mismo tiempo.
Siete y media.
Me harté.Mire el móvil, para comprobar que no me habia mandadp ningun mensaje ni me habia llamado, y pague la cuenta y me fui.
Plantada.El niñato ese me habia dejado plantada.A mi.Solte una carcajada, provocando que todo el local me mirara, pero me dio igual.
Empuje la puerta con el culo y sali a la calle.Me puse mis gafas de sol negras de pasta y me perdi ente el gentío de las calles de Melbourne.
Me tenian todos harta.Cada dia soñaba con volverme a España y olvidar a todas esas personas.Pero por otra parte me gustaba Melbourne.Era una ciudad bonita, y ya se sabe lo que dicen:Un sitio es bonito porque las personas de allí son bonitas.
Bah, gilipolleces en estado puro.

CAPITULO 21


Cuando me desperte a la mañana siguiente, la luz entraba por la ventana, por lo que deduje que serian ñas dos de la tarde, como poco. Me estire y un escalofrio me recorrio el cuerpo.Me sobro tiempo para ir al baño y vomitar hasta la primera papilla.
-Alexa,¿estas bien?
Mierda,pense.Tire de la cadena lo mas rapidamente que pude y me atuse el pelo varias veces.Mi madre abrio la puerta del baño al tiempo que yo me lavaba los dientes.
-Si, si, ¿por?-Consegui farfullar, por encima de la pasta de dientes.
-No, por nada¿Recuerdas algo de lo que ocurrio ayer, cielo?
Me quede pasmada y negue con la cabeza.
-No me mientas.Llegaste a casa borracha, y ademas tienes un tatuaje...
Mientras decia esto, me agarro fuertemente del brazo y me obligo a girarme.
-Joder, mama.Me haces daño
-Pero, ¿tu lo ves normal? Llegas a casa echa una pena, con un tatuaje.Un tatuaje.¿Sabes lo que es eso?
Aquello me harto definitivamente. Me deshice de su brazo y sali corriendo.Subi a mi cuarto y cerre la puerta de golpe.Cogi del armario una camiseta azul, una falda negra y unas botas azules, un bolso negro y sali de casa a toda prisa, sin que mi madre pudiera hacer nada para determe.
Cuando me encontre en la calle, no supe a donde ir, y mis pasos me llevaron a casa de las gemelas.Por suerte para mi, abrio la puerta la madre de las gemelas.
-Pasa cielo, estan arriba.
Subi las escaleras y no me detuve al pasar frente a la puerta de Tom, pero ésta se arbio y Tom salio de ella.
Tenia un aspecto horroroso. Un moraton indicaba el lugar donde Charlie le habia atizado la noche anterior, y a su vez tenia unas ojeras horribles.
Le mire durante tres segundos y continue subiendo las escaleras, pero él me detuvo.
-Alexa...
-Dejame, Tom.No quiero hablar contigo.
-Pero yo si-Tom parecia triste, pero aun asi no me ablando.-Siento lo de ayer.Yo...No se que me paso...
Negue con la cabeza y continue subiendo por las escaleras-Para mi sorpresa, Tom no me siguio.
-Alexa, Dios.Vaya susto nos diste ayer.
Las gemelas me sentaron en su cama y entre las dos me peinaron y me maquillaron para disimular mis ojeras, mientras yo lloraba en silencio.De pronto, mi movil empezo a vibrar.Sauqe mi movil y al no conocer el numero, descolgue.
-¿Hola?
-Alex, soy Charlie-Que cielo, me habia puesto un mote y todo.Puse el altavoz a peticion de las gemelas.
-Hola Charlie.
-¿Estas mejor?Te llamaba para saber si querrias dar,no se, una vuelta conmigo.
Las tres gritamos a la vez que si y, tras quedar con él a las seis, colgue sonriendo.
Porque Charlie me gustaba de verdad,pero Tom seguia clavado en mi corazon, y la sonrisa de Chace era dificil de olvidar

sábado, 5 de febrero de 2011

CAPITULO 20


Pose el vaso sobre la barra y me dirji al centro de la pista, con intencion de bailar un poco.Pero la chispita de los dos bacardi con limon me habian dejado algo risueña, y sin saber muy bien por que,decidi hablar con Chace.Este tenia un vaso en una mano y un cigarro en la otra, quizas en un vago intento por imitar a Charlie.
-Chace, ¿como te va?
Los amigos de Chace me repasaron de arriba a abajo varias veces y se dieron codazos entre ellos.
-Alexa, crei que no ibas a volver a hablarme.
-Bueno,nunca digas nunca.
Notaba como me temblaba ligeramente la voz a causa del alcohol, pero consegui mantener el equilibrio.
La conversacion con Chace fue bastante interesante, y yo notaba como su mirada apenas podia alejarse de mi escote.Bebi de su bonita sonrisa sin darme mucha cuenta de lo que estaba haciendo.
Me sentia como en un sueño, no sabia distinguir si lo que pasaba era real o un fruto de mi imaginacion.
En un momento dado acabe en brazos de Tom, quien me susurraba que sentia mucho haberme hablado asi, y que me queria mucho.
-¿Alexa?
-Mmmm...
-Te quiero
-Y yo...
-Ven conmigo
Y sin darme cuenta, Tom y yo estabamos encerrados en un baño. No se como se las apaño, pero consiguio que mis piernas quedaran entrelazadas en su cintura, y me coloco las manos sobre el culo,acariciando el muslo de vez en cuando.
-Tom, para.Creo que voy a vomitar
Pero Tom no me hizo caso y me apreto las caderas con mas fuerza.Comenzo a subirme el vestido y a mi me entro el panico repentino.
-Tom, he dicho que pares.
-¿Y si no que?
En ese moemnto, el sonido de una voz al otro lado de la puerta me tranquilizo tanto que consegui soltarme de Tom y alejarme lo maximo que me permitia el cubiculo en el que estaba metida.
-Y si no la sueltas quiza tenga que llamar a la policia.
Me las apañe para arreglarme el vestido y abri la puerta, a tiempo para esconderme detras de Charlie.
-Parece que no te enteras.Alexa es mi novia, y estabamos como novios normales en un baño.¿Te parece muy raro eso?
-No parecia tu novia por los gritos que pegaba pidiendo ayuda.
¿Yo habia gritado? Si que estaba mal, entonces.
-Ven, Alexa, vamonos a casa.
-¿Disculpa? Alexa no va a ir contigo a ninguna parte.
Lo vi venir antes siquiera de que ninguno de los dos se adelantara. Tom le propino un puñetazo a Charlie y este cayo al suelo boca abajo. Yo me descalce y sali dle baño dando tumbos.
-Ayuda porfavor, se van a matar.
Consegui que Chace y Aitor, el amigo de Tom, vinieran conmigo y entre los dos le sujetaron y le empotraron contra la pared.Yo me arrodille junto a Charlie, moje un poco de papel higienico y se lo puse sobre la mejilla, que la empezaba a tener hinchada.
-¿Estas bien?
-Lo que importa es si tu estas bien.
Sonrei.Debia de tener el pelo todo revuelto, el vestido arrugado, el maquillaje corrido y apestar a alcohol por cada poro, y aun asi Charlie se portaba genial conmigo.
-Tom-el grito de Aitor me mediodevolvio a la realidad-¿No habras tomado nada, no?
Tom nego con la cabeza e intento desacerse del brazo de Chace, pero Aitor fue mas rapido y le sujeto mas fuerte.
Entre los dos le abrieron un ojo, y ante su sorpresa vieron que tenia las pupilas enormes.
-Joder, Tom, te has puesto hasta el culo de hierba.¿Que cojones te pasa?
Me acerque a él y le solte una bofetada.Acto seguido recogi mis zapatos dle suelo, fui al vestidor a por mi bolso y sali a la calle para pedir un taxi, pero acabe vomitando en la acera.
Kayla me sujeto el pelo mientras vomitaba y lloraba y volvia a vomitar.
-Lo siento Kay, no sabia que tu herrmano...-Hipe y volvi a vomitar.
-No te preocupes, lo ha echo para hacerse el tipo duro.Ya hablare con él, ahora vete a casa.
-No quiero.¿Como esta Charlie?
-Estoy bien.
Charlie salio del local con la camiseta en la mano, envolviendo unos hielos y poniendoselos en la mejilla, ahora menos inflamada.
Me pidio acompañarme a casa, y yo no me negue, no estaba en buenas condiciones para pelear con nadie.
Charlie me cogio con delicadeza, me levanto como si no pesara nada y me metio en el taxi.Dio mi direccion, que yo habia balbuceado minutos antes, y me cogio la palma de la mano y la estuvo acariciando hasta que llegue a mi casa.
Lo ultimo que recuerdo de aquella noche fue el bofeton de mi madre al verme en la puerta apestando a alcohol, con un tatuaje en el brazo que ella no habia autorizado y de la mano de un chico.
A Charlie le falto tiempo para despedirse e irse corriendo a casa, calle abajo.
Y luego senti el tacto suave de la almohada en la cara, y me quede dormida.

CAPITULO 19


A ultima hora tenia clase de Español, y ocupe mi habitual asiento junto a la ventana.Me baje los calcetines hasta los tobillos y me quite la sudadera, como hicieron todas las chicas de clase. Charlie se quito el jersey, y la camiseta se le subio un poco, dejando a todas las chicas de la clase babeando.Pura raza Español.
Al final del dia me reuni con las gemelas en la cafeteria y nos fuimos directamente a su casa. Alli comimos una ensalada con mayonesa y unas barritas de kit-kat y nos dedicamos a estrenar la camara que Emily se habia comprado.
-Oye chicas, ¿ y vuestro hermano?
-Ah, si-contetso Kayla mientras se pintaba las uñas de los pies-me dijo que te dijera que ya te veia esta noche por el centro, que tenia que hacer unas cosas o no se que.
Asenti y continue con el delicado proceso de hacerme varias trencitas en el pelo. Le echaba de menos, para que iba a negarlo, y hacia horas que no me mandaba sms diciendome que me amaba y cosas asi.
A las seis y cuarto abri mi bolsa donde habia metido varios vestidos y saque uno negro, con un cinturon marron, y unos tacones marrones bastante altos( si, odio los tacones pero una siempre puede estar guapa) y una cazadora vaquera, y me meti en el cuarto de baño de Tom a cambiarme. En él habia varias fotos de la playa, y me sorprendio ver una mia.No recordaba aquella foto.Yo estaba asomada a la terraza de mi habitacion, con la BlackBerry en una mano y la camara en la otra, y miraba fijamente al horizonte. Luego habia otra foto de las gemelas haciendo carantoñas, mas fotos de la playa y una foto de una chica rubia con un ligero parecido a mi, que salia en bikini y sonreia timidamente a la camara. Me detuve un buen rato en aquella foto, porque la chica que aparecia en ella me recordaba mucho a Lisa, con su siempre sonrisa timida. ¿Quien seria? No le di importancia y comence a maquillarme una finisima raya sobre los ojos.
Cuando sali del baño la sgemleas estaban maquillandose.Kayla llevaba un bonito vestido de flores y Emily un conjunto de short y camiseta que dejaba a la vista su bonita tripa.
-Estais tremendas.
-Hablo aqui la fea del barrio.
Saque mi camara y nos hicimos fotos durante un rato, hasta que llegaron las siete.
Un Viernes como aquel de hacia una semana, o tal vez dos, no me acordaba muy bien, yo habia pegado a Rachel y habia comenzado mi pelea con Chace.
Llegamos a un pequeño local que habiamos alquilado para aquella noche, deje mi bolso en el perchero y me dirji a la barra.
No habia rastro de Tom por ninguna parte,pero vislumbre el pelo cobrizo de Chace durante dos segundos en la parte de atras del local.
-¿Que vas a tomar?
Me soprendio la suave voz de Charlie cuando se sento a mi lado en la barra.
-Pues no lo se, la verdad.
-A mi ponme un bacardi limon
-Que sean dos.
-Tres.
Me gire al escuchar esa voz.SU voz.Tom iba vestido con unos pantalones pitillos negros, una camiseta roja y un bonito pendiente en la oreja derecha.
-¿Y ese piercing?
-No se, me parecio buena idea.
Le bese levemente, y entonces Tom me cogio por las caderas y me beso algo mas apasionado de lo normal.
-Tom, ¿que haces?
-Besar a mi chica.
Estas ultimas palabras las dijo algo mas alto, y enotnces lo comprendi.
-No seas crio, Tom.Charlie es de España y solamente somos amigos.No se que cojones os ha dado a todos con pensar mal de el.¿Acaso te ha echo algo?
-Oye, princesa,yo solo defiendo lo que es mio.
Aquello me saco de mis casillas.¿Suya? No, perdona, pero yo no era de nadie.
-Yo no soy de nadie, Tom.Y no me gusta que me hables asi.
-Te hablo como me da la gana.
-Tom, ¿que te pasa?Tu no eres asi.
-Pasa que no te quiero ver cerca de ese gilipollas, no sabes ni por que esta aqui ni nada.
-¿Y tu si?
-Le echaron de tres colegios en Madrid, estuvo en un reformatorio y esta fichado por la policia.
-¿Y porque le haya fichado la policia quiere decir que me va a hacer algo?
Tom nego con la cabeza y se alejo.Genial.Yo no podia creerme lo que acababa de pasar.En vez de ponerme de parte de mi novio, habia defendido a un chico al que no conocia de nada y eso acababa de provocar que Tom se enfadara conmigo.
Cuando llegarons los cubatas, cogi el mio y el de Tom, y ante la atenta mirada de Charlie me los bebi de golpe.

jueves, 3 de febrero de 2011

CAPITULO 18


El resto del dia anduve zombie con Tom hasta que me dejo en casa, a las cuatro en punto exactos. Y al dia siguiente era Viernes.Deje mi bolso sobre la cama y me tumbe en el sofa a ver la tele.Las gemelas pasron a las siete a ver mi tatuaje y a traerme los deberes.
-Y puedes flipar tía, ha llegado un chico nuevo a clase que está tremendo.
-Emily, de verdad, siempre pensando lo mismo.
Yo me rei ante la pequeña discusión de las gemelas y me uní a ellas en sus risas.
-¿Y como es?
Ambas me miraron, calladas y serias.
-Tienes novio.
-Que casualmente es nuestro hermano.
Abri los ojos en signo de protesta. ¿Hola? Solo habia preguntado si el chico nuevo en cuestion era guapo, no que quisiera...En fin, burradas de las gemelas, pense.
-Ya, bueno.Tampoco os estoy pidiendo la Luna, solo quiero saber como es.
Kayla me dio un cachete en el culo y se rio.
-Pues lo sabras mañana.
Cuando las gemelas se fueron, despues de dos horas de risas y de ejercicios de algebra imposibles, saque mi BlackBerry del bolsillo y me meti en el chat, que he de admitir que me tenia viciada.
Para mi, no sabria decir si bonita, sorpresa, Chace comenzo a hablarme segundos despues de que me conectara.
Para variar, yo no le conteste y apague el movil.La verdad, no se muy bien por que pasaba de él, simplemente era que le odiaba por la estupida atraccion que sentia hacia él. Poca cosa, vaya.
Ese Viernes me levante a las siete y cuarto, me vesti el uniforme pero me puse calcetines en vez de medias, ya que empezaba el calorcito, cogi mi bolsa con la ropa, ya que me iba directamente a casa de las gemelas, y sali, como siempre, a la parada del autobus. Solo que aquella mañana no estaba Rachel.En su lugar, un chico moreno, con el pelo corto, unos labios finos y unos preciosos ojos azules, con su bolsa colgada del hombro, esperaba al autobus fumandose un cigarrillo.Llevaba un pendiente en el lobulo de la oreja, lo que le daba un aspecto muy(demasiado) sexy.
No le dije nada, pero vi que llevaba puesto el uniforme de mi colegio, asique deduje que seria ese chico nuevo que las gemelas no querian describirme.
Joder, era guapo y sexy.
Yo ya no llevaba la venda en el brazo, ya que queria fardar un poqutio, y me arremangué la manga derecha del jersey azul que llevaba.
El chico en cuestion me miro de reojo y apago su cigarro con un elegante pisoton.
El autobus llego, y yo me subi rapidamente, antes de que las gemelas vieran al nuevo chico junto a mi.
-Ese-dijeron señalando al chico de la parada-es el nuevo y macizo alumno de tu clase de Lengua, Español y Algebra.
-Que suerte tienes, capulla.
Me rei.Toda la tension acumulada del dia anterior se esfumo de un plumazo.
-Perdona, ¿te importaria que me sentara a tu lado?
Vale, admito que de tanto llevar hablando ingles me habia medio olvidado de como sonaba el español, asi que cuando lo escuhe me quede un tanto confundida, por lo que el chico de la parada tuvo que decirmelo otra vez.
-Claro.¿Y como sabes que hablo español?
-Pura intuicion.Soy Charlie
-Yo Alexa
Y para asombro de las gemelas, nos dimos dos besos.Mantuvimos una conversacion en español que a mi me vino genial, y le hable de Melbourne y de mis dias alli.Si, a un completo y macizo desconocido.
-Y, esto, el piercing te lo tienes que quitar.Normas del colegio.
-Joder, en Madrid tampoco me dejaban llevarlo
Sonrei.Dios, estaba bueno que te cagas.
Sacudi la cabeza, para salir de mi ensoñacion, y me meti en el aula de Quimica con las gemelas, que en seguida empezaron a reñirme.
-Pero bueno, ¿por que demonios has besado a ese chico?
-Ese chico se llama Charlie, es español y en españa se saluda con dos besos. Joder, tia, que no me lo he tirado en el autobus, que estoy con tu hermano.
-Bueno, pero ¿que van a pensar los demas? Aqui eso de los besos lo van a tomar como que eres una fulana y una fresca...
Kayla y Emily estaba empezando a hartarme.
-Mirad, me da exactamente igual lo que piensen los demas.Ese chico es nuevo, viene de España y en España vamos de otra forma diferente.Asumirlo ya, joder.
Kayla y Emily se miraron y asintieron.
-Perdona-empezo Kayla- No deberiamos habernos puesto asi.A veces se nos olvida lo rarita que eres.
Estallamos en carcajadas las tres, lo que hizo que la profesora nos llamara la atencion.
-Perdonadas, pero solo si esta noche me invitais a una copa.
-Vale-asintio Emily.
-Y por cierto, tenias razon.Charlie esta..
-Bueno que te cagas-acabaron las gemelas por mi, lo que provoco que volvieramos a reirnos, esta vez mas bajito para no llamar la atencion.

lunes, 31 de enero de 2011

CAPITULO 17


Cuando entre en casa pase frente a un espejo y me detuve unos momentos a mirarme en él. Parecia alguien más mayor, una version de Alexa Thompson mejorada.Mi pelo cai por la espalda si control y me llegaba casi hasta las caderas.Quizas iba siendo hora de cortarme el pelo, pero me gustaba asi. Deje la BlackBerry sobre mi mesita de noche y me meti en la ducha.Millones de granitos de arena se despegaron de mi cuerpo, y fue solo cuando sali de la ducha y me seque la cabeza cuando noté que algo me escocia en el cuello. Sonrei al ver que se trataba de un beso algo más impulsivo de Tom, y me lo tape un poco con maquillaje.
De pronto vibro mi movil y yo pegue un pequeño brinco.
"Pequeña, mis hermanas me han dicho que te vas a hacer un tatuaje.Te acompaño mañana.Te quiero" Sonrei.Casi habia olvidado lo dle tatuaje.Incluso apunté la frase que me iba a tatuar en el antebrazo en un papelito que ahora se encontraba bajo mi cama."With every heartbeat" Con cada latido. Con cada latido me siento más yo, con cada latido más te quiero. Supuestamente iba dedicada a Tom, pero ¿de verdad le queria tanto? Era cierto que porvocaba sensaciones bonitas en mi, pero lo de Chace era otra cosa. Con cada latido que él daba, mi corazon daba los mimso al mismo compas...Sacudi la cabeza y aparte ese pensamiento de mi.Tom.Tom.Tom.Tom.Tom.Tom.Tom.Aitor.Chace. Mierda.Demasiados chicos agradables cerca, disputandose ese puesto en mi lista. Aitor y sus bonitos ojos, Chace y su forma de ser, Tom y su forma de ser.Suspire y me tumbe en la cama con la musica de los cascos a todo volumen.Obviamente estaba con Tom y le queria, pero...Era ese pero el que me preocupaba, y demasiado. Malditos australianos macizos y buenorros.He de aclarar que soy demasiado superficial, pero es lo que hay, no puedo permitirme pensar en buenas personas ni nada de eso.
Cogi un cuaderno, copie la frase que tenia pensado tatuarme y la tache.Me quede pensando un buen rato posibles frases, hasta que sono la cancion de Teenage dream en mi I-pod. A medida que escuhaba canciones, me decidi por una frase nueva, que no tenai por que ser a favor de ningun chico:"My heart stops when you look at me".Era una frase bonita, d euna cancion hermosa, y no tenia destinatario.Perfecta.Sonrei y guarde el cuaderno bajo la cama, escondido entre unas tablas que se habian caido de mi cama. Obviamente no iba a contarle nada a mi madre del tatuaje.Me dormi pensando en si me lo haria en el brazo o no.
Cuando me desperte habia demasiado sol entrando por la ventana, por lo que me gire y al ver el despertador me rei.Las once menos cuarto de la mañana. "A la mierda", pense."Ahora mismo llamo a Tom y me hago el tatuaje".Y asi fue.Media hora despues ibamos los dos en su coche, riendo y comiendo chocolate hacia el centro.
-No necesitare ser mayor de dad, ¿no?
-No.Con que te acompañe yo va de sobra.Aparentas 18, asi que no te preocupes.
-Bueno, abuelo, los cumplo en un mes.
Tom se rio y yo apoye mis pies enfundados en unas botas negras de aspecto militar en el salpicadero. Tom recorrio con la vista mis piernas, que se perdian en una falda negra y estaban tapadas con unas medias blancas y unas letras en negra y rosa, y yo le saque la lengua.
-Mira a la carretera, que no me quiero matar.
Pero me preocupaba.Ultimamente le notaba demasiado extraño, y las miradas que me echaban, como si fuera un caramelo, me molestaban, pero no le dije nada.
Cuando llegamos a la tienda a mi me temblaban las piernas de lo nerviosa que estaba.
-Tranquila, amor, no duele nada.
-¿Y tu que sabes?No llevas ninguno.
Tom se rio y me miro
-Ningnuo que tu hayas visto.
Abri la boca, formando una perfecta o, y me rei. "Pero seras cerdo", le dije.El me beso y en ese momento aparecio una chica joven con unos guantes de latex.
-¿Que deseais?
-Hola-me adleante a Tom y sonrei-Quisiera hacerme un tatuaje en el brazo.
-¿Necesitas el catalogo o ya sabes lo que quieres?
-No, ya se lo que quiero.
-Bien, pues pasa conmigo.
Yo le di mi cazadora a Tom y pase tras la chica, mientras las piernas me temblaban aun más.
-Bien, dime donde y qué
Me arremangue la cmaiseta hasta el codo y le dije la frase que queria.Ella esterilizo la aguja y comenzó.Al acabar, me echo una crema, me cobro unos 30 euros y nos dio las gracias.
-El vendaje evita quitartelo lo minimo posible, ¿ok?
Nada más salir, Tom me cogio delicadamente el brazo, me arremango la camiseta y me quito la venda.Cuando lo leyo, una sonrisa le ilumino la cara y me dio un fuerte beso en la mejilla.
-Gracias, el regalo más bonito que nadie me ha hecho.
Sonrei de medio lado, intentando evitar que notara mi cara de "Ojalasupieraporquienvaestetatuaje.Ojalasupieraaquienquierodeverdad" que tenia y le cogi de la mano, algo dolorida a causa de la aguja.

sábado, 29 de enero de 2011

CAPITULO 16


Por suerte para mi todo era mentira, ya que Tom no habia cogido el telefono. Yo me acerque a Chace cabreadisima, le arranque la foto de las manos y le lance una mirada asesina.
-Crei que eras diferente al resto de chicos de aqui, pero me equivocaba, eres igual o mas capullo que ellos.
Y me aleje en direccion a clase de Filosofia. Como era la fiesta del colegio, varios profersores nos dejaron tiempo libre, que yo aproveche para hablar por la BalckBerry.Tenia dos peticiones nuevas en el chat, y me sorprendi al ver que una era de Chace.Le acepté y al minuto empezo a hablar conmigo.
-Lo siento, era solo una broma.-Yo no le conteste, cerre los ojos con fuerza y me desconecte del chat.
-Hey Alexa, esta tarde vamos a ir a hacer surf, ¿te apuntas?
-Emily, cielo, no se hacer sur, no tengo ni idea.
-No pasa nada, Tom puede enseñarte.
Sonrei.Solo con mencionar su nombre, la carne se me ponia de gallina.Tenia muchas ganas de verle, asi que acepté con una sonrisa y saque mi agenda. Escribi en letras bien grandes Tom, lo coloree con flores y solecitos y anote la tarea, que era investigar sobre los Filosofos griegos.
A la hora del almuerzo la cafeteria estaba a rebosar, ya que ese dia repartian pizza, pero como yo me habia propuesto hacer dieta(habia engordado 5 kilos en dos semanas), cogi una ensalada, un té y un yogur natural, y me sente con las gemelas. Verlas hblar me hacia mucha gracia, ya que cada una acababa las frases de la otra y viceversa. Kayla era, con diferencia, la lider de las gemelas.Extrovertida, alegre y descarada.Emily, por otra parte, era alegre, dulce y timida, y ayudaba a Kayla a no pasarse de la raya.Eran el conjunto perfecto.
En cuanto terminamos de comer yo me fui a casa, subi a mi cuarto y me di una ducha fresca.A pesar de estar en Marzo ya hacia un calor horrible, asi que la ducha me vino genial. Me puse un biquini blanco de flores al estilo hawaiano, unos shorts vaqueros y una sudadera de Rams 23 azul marino, cogi mi mochlia y me fui a la playa.
Tom se distinguia del resto de surfistas porque llevaba una camsieta amarillo fosforito.Las gemelas aun no habian llegado, asi que saque mi toalla, la extendi y me snete en ella para observar tranquilamente a Tom.Saque mi ipod y puse una cancion de Kesha.Cuando Tom me vio, salio del agua corriendo, se acerco a mi, me levanto en vilo delante de todos sus amigos, haciendo que se me cayera el ipod y las gafas negras al suelo y me beso. Yo me rei, tranquila y feliz al fin en mucho tiempo, le mordi levemente la mejilla y me quede en bikini
-Bueno, enseñame surf, venga.
Tom se rio y siguio besandome delante de sus amigos, pero yo le aparte suavemente y le sonrei.
-Venga, no me seas ñoño.
-Vale rubia.Estos son Aitor, Lucas y Matt, mis mejores amigos.
Todos me saludaron con dos besos y yo me quede alucinada.Aitor estaba buenisimo, era moreno, de ojos verdes y tenia unos musculos perfectamente perfilados. Pero no me hice notar mucho, por si acaso se notaba, por lo que me quede en la arena mientras llegaban las gemelas.
Iba anocheciendo y los amigos de Tom se fueron yendo, mientras que las gemelas no aparecieron.
-Tom tus hermanas ya deberian estar aqui. ¿Y si ha pasado algo?
Tom nego con la cabeza, me cogio de la mano y me llevo a una charca medio escondida preciosa. No stumbamos en la arena y empezamos a besarnors, hasta que note las manos de Tom intentando desabrocharme la parte de arriba del bikini.
-Tom-proteste-Para.
-¿Porque?-Tom se apoyo sobre un codo, y a la luz del atardecer me parecio el hombre mas sexy del mundo.Me mordi el labio y sonrei.
-Porque no.Ademas, se esta haciendo tarde, me voy a tener que ir.
-Apenas pasas tiempo conmigo.
-Tom, es Lunes.¿Cuando quieres que pase tiempo contigo?
-Mañana.
Le mire.¿Era tonto?Pues claro que iba a pasar tiempo con él.Le sonrei y le di un beso, mordiendole la nariz.
-Pues claro, bobo.Y pasado, y el Jueves, y el Viernes, y el resto del tiempo que quieras.
Tom sonrio, me levanto y me llevo hasta su coche.Me abroche el cinturon, baje la ventanilla y sonrei.No podia decirle a Tom la verdad, que era virgen, porque era mas mayor que yo y seguro que se buscaria a otra.
-Alexa, ¿por que me has parado antes?¿No me quieres?
-No es eso Tom, es que...Mira, no se ocmo decirtelo, me da verguenza.
-Entonces no te molestare más, me lo contaras cuando estes preparada.
Sonre y me ablance sobre él, lo que hizo que diera un fuerte volantazo.
-¿Estas loca?
-Si, por ti.-Nos reimos juntos y le bese otra vez antes de volver a mi asiento, lo que le hizo dar otro volantazo.